16.6.07

Querido:

Encuentro después de tanto tiempo que tus ojos todavía tienen el mismo poder sobre mí. No, no son tus ojos de colores, ni tu lunar cerca de la pupila; es tu mirada. Y no sólo la tuya, sino la de muchos otros a quienes supe querer. No es que me pase con todos, pero es algo que suele sucederme.

La cuestión aquí es que los tuyos todavía me enceguecen. Después de meses aún iluminan el lugar donde nos encontramos, la mesa donde tomamos el té. Si hasta la camarera te sonríe con pudor. Todavía logran hacerme estallar en mil colores y es cuando vos decís que brillo. Sí, ya se, a nosotros nos gusta el negro, but still…

Todavía creo que tu sonrisa es como aquella versión de ese cuadro de Klimt hecho con piedras que vi en el paseo y hubiera querido dedicarte. Todavía intento, pero no logro definirte ni compararte.

Estuve frecuentando ciertos lugares que solíamos recorrer. Algunos cambiaron bastante: la casa de saldos con libros y vinilos en el Paseo Colonial cerró, aquella otra donde solíamos pasar la tarde ya no tiene nada interesante, el bar del galpón ahora es una extensión de la feria y la cafetería se cae a pedazos.
Pensaba en cómo dejé de hacer las cosas que disfrutábamos juntos, cómo dejé de ver a todos, cómo dejé de buscarte. Pensaba cómo pasó tanto tiempo sin que volviera a escuchar esa música o ponerme esa remera (la misma que elegí ahora, por aquella noche).

¿Por qué cada vez me obligo a empezar de nuevo?
Cancelar todo eso es cancelar también los recuerdos, los sentimientos.
Es, de alguna manera, cancelarte.
Borrar tus indicios en mis textos.
Cerrar los ojos para que no me veas.

Me alegra que vos también brilles, que no te haya ganado la sombra.
Sólo espero no encontrarte tan seguido entre mis cosas.

6 comentarios:

Vic dijo...

Bueno, esto es asquerosamente cursi pero si no censuro a los demás menos voy a censurarme a mí misma, cierto?

Esta cuestión de andar actualizando es culpa de mi fiebre de varios días.

Saludos.

Damián dijo...

Bueno, amiga que gusto pasarme por aqui. No creo que sea asquerosamente cursi. Es hermoso y triste a la vez. Es el amor y todas sus contradicciones, es sinceridad.
Uno no premedita lo que escupe en el papel, sale y ya. Sabe que me senti muy identificado con esto, sere cursi yo tambien? jaja
Cada vez más seguro de nuestra separacion al nacer.

Abrazos

Damián
(si este presente es de lucha el futuro es nuestro)

p.d: me gustaria ver aquella remera, inventamela.

PabloF dijo...

Porque reconocemos el paso del tiempo en las cosas que nos rodean y no en nosotros mismos? A veces mi amor tambien pasa a ser una extension del cariño, mi pasion una extension de un deseo que extraño y recuerdo. Todo lo que una vez estuvo hoy tambien esta pero apagado, ensombrecido, atenuado por la rutina y la cotidianeidad.

Excelente texto, como siempre Vic...
Besos

A. dijo...

abrir mi correo...
uno de Vic. me gustan las invitaciones.. y aqui estoy...
solo viajando...
como si fuera poco.
gracias compañera...
un beso.

Joey Sparrow dijo...

Me encato tu texto, reflejaste muy bien varios sentiemientos que uno guarda y trata de no sacar a la luz para sentirse un poco mas fuerte, es mas, me hizo recordar muchas cosas que pense que habia dejado atras.
En fin, me cagaste el dia Jajajajaja
Nah mentira
te voy a agregar a mis vinculos para volver a pasar
Saludos
Diego

Gringo dijo...

Uno muchas veces (casi siempre, o siempre) busca identificarse con lo que lee, o lo que escucha. Si hasta queremos creer (aunque lo negemos rotundamente) que el horóscopo del chicle bazooka está dirigido directamente hacia nosotros.
Introducción larga para decir que tus palabras lograron la identificación. Son algunos sentimientos que encajan con estos estádos de ánimo que me atraviezan.
Bueno, el texto no es cursi y tiene algunas frases bastante contundentes.
1ra vez en el blog, un abrazo:

gringo