16.2.18

Tupiza

La distancia es
un mate frío
lavado
olvidado.
Polvo rojo 
que sepulta la poesía
diablo que se la ha llevado.




27.12.17

diciembre.26

Pienso en poesías mientras me baño
y no tengo donde escribir.
Salgo corriendo y dejo rastros de palabras y letras aguadas que se deslizan hacia el desagüe del baño y manchan el piso de madera para siempre
dejando el futuro impreso cual borra de café pero con forma de pies.
El hogar puede hacer de prisión a veces
Una jaula de cristal para tener a la pajarita embalsamada mientras mira por la ventana del avión y muere de ganas
de saltar y hacer sapito entre las nubes.
Salten todes sin paracaídas.
La comodidad es el opio donde agoniza nuestro canto.



2.12.17

Mishki

Todos los poemas tienen tu nombre,
también los de los otros.
Parece que todos los amores
y todas las amoras
te fueran dedicades:
las nutrientes y los fugaces
los melanco y las que
se encendieron en fuegos fatuos,
pero también
las eternas y los cotidianos
con mates y tostadas
o café y facturas
rellenas de pasta frola.

Todas las poesías tienen tu nombre,
también las de las otras.



30.11.17

noviembre.30

¿Por qué a veces lloramos con un solo ojo?
Si las lágrimas caen de un solo lado,
¿es que el eje está inclinado?

Si me pongo cabeza abajo,
¿Se guardará la tristeza
en la mente
para siempre?

O tal vez salga en raíces
por la coronilla
hacia la tierra
hasta brotar
por los pies.


La imagen puede contener: planta, comida y exterior
Jacarandá y hojas de otoño. Córdoba.

22.11.17

noviembre.22

Cuando la sustancia de la poesía
se escapa por ese vacío silencioso que deja el agotamiento,
cuando tenés ahí todo lo que querés decir pero ya no tiene materia.
Cuando se filtran las palabras,
se van por la pinchadura del colchón,
se pierden como agua escurriéndose por el pelo.

Te tiemblan las piernas.
Te tiemblan las manos.
Te tiembla la voz.

Se abre el universo
infinito
de la pausa.






14.11.17

noviembre.14

Tengo el cuerpo en un lugar
a donde ya
no pertenece.
Y qué hay de malo en no tener ganas.

No hay raíz más fuerte que la propia certeza.
Un cuerpo vacío -en cambio-
como un tronco seco
se desploma al mínimo peso.

Cómo será el mundo para la ausencia
Será como oídos apunados
o será
como estar debajo del agua.
Un devenir sordo
como la vida en silencio.

Quequén :: Necochea


26.10.17

octubre.24

Cada vez que hay un sismo
pienso en el bambú y la toquilla,
cómo se acomodan con el viento.

El cemento se agrieta
                                 y cae
sepulta miradas
imágenes estáticas
destellos lumínicos
caracoles mansos
escombros de tiempo
pero el bambú
tiene menos menos amarres
                                           que vos
la toquilla es más liviana
                                                                     que vos

con todo tu vuelo de manual
que no alcanza para levitar
                                          en medio

                                                        del caos.



Ilustración de Ricardo Cavolo.


24.10.17

Cuántas patas

Un lunar oscuro
se desliza arácnidamente sobre el fondo celeste. Un dibujo al azar sin patrón aparente bailando vayasaber a qué compás. Nos conectamos telepática / mente. Me dijo en un sueño las brujas no necesitan conocerse para tele chatear. En eso pensando me encuentro con una araña hablando diciendo te quiero para dónde vas.


11.10.17

Olvido

Los perros huelen el miedo
las personas, la inseguridad.
Si alguna vez te desconocí
fue por eso.
No necesito estar
en el panteón de tus caderas
y no,
todavía no es momento,
no me interesa.

En el proceso de des
sensiblización por roce
exposición o
anestesia
lo jodido
es que se borra todo por igual.

El cancerbero
depredador
no sabe distinguir
y ahí va.
No da tiempo a guardar nada.

Él sí guarda, traicionero
eso que jamás
hasta que un día
abre el portal
a fauces abiertas
el aliento fétido
la sombra que arde
el hielo
lo que quisiste olvidar.